Premio Nicomedes Garcia 2012

Un negocio familiar que compite con las grandes distribuidoras

 

 

La historia de la Panificadora de la Mata Escobar representa la del esfuerzo de una familia que ha sabido hacer frente a las dificultades.
Procedente de San Sebastián, Pedro de la Mata llegó con su esposa Begoña hace más de 40 años. Se instalaron en Garcillán para producir pan, que vendían en el pueblo y localidades próximas.
Sin embargo, una enfermedad hizo que Begoña y sus cuatro hijos tuvieran que hacerse cargo del negocio. Con tesón y colaboración hicieron que la empresa progresara y hoy surte de pan a numerosos pueblos de la provincia, así como a tiendas de la capital del Acueducto. En total elaboran más de 6.000 piezas diarias así como distintas producciones de bollería. El año pasado ampliaron y modernizaron sus instalaciones que abrieron junto a la carretera de Arévalo (CL-605). Hoy cuenta con 14 trabajadores.
El alcalde de Valverde aprovechó ayer para destacar el papel que desempeñan las panaderías en el medio rural, “no sólo como negocio, sino como un servicio social en muchos pueblos”, explicó.
Por su parte, la viuda Begoña Escobar, agradeció —emocionada— el galardón y estuvo en todo momento arropada por los miembros de su familia, que están hoy todos implicados en la buena marcha del negocio.

FUENTE: El Adelantado de Segovia.

Sitio Realizado por Globalnet Comunicacion